Ejercicios para fortalecer tu memoria

¿Te gustaría fortalecer tu memoria e inteligencia? Disponemos de ejercicios y consejos para retrasar el deterioro cognitivo y mejorar la buena memoria.

Introducción

No es un secreto para nadie como la memoria juega un rol esencial en nuestra cotidianidad y salud mental, esta nos permite ser quienes somos. La memoria es un pilar indispensable para el ser humano, este debe poder aprender y adaptarse en nuevos entornos y circunstancias, ¿acaso esto sería posible sin la memoria? 

Para Oscard Wild «la memoria es el diario que todos llevamos con nosotros», podemos recordar en cualquier momento, revivir emociones y aprender de nuestras equivocaciones. 

Desafortunadamente al paso del tiempo, con el envejecimiento, puede irse perdiendo la capacidad de formar nuevos recuerdos, desde cosas muy sencillas como dónde dejaste las llaves del coche hasta cosas más complejas cómo quiénes son tus amigos o dónde vives actualmente. Esta pérdida de memoria es conocida como amnesia y puede ser retrógrada o anterógrada. Esto ocurre generalmente tras el daño de múltiples conexiones neuronales. 

Cuando somos niños nuestro cerebro funciona como una esponja absorbiendo todo y aprendiendo rápidamente a caminar, hablar, jugar, entre otras cosas. Esto se debe a algo conocido como neuroplasticidad. Los científicos llevan muchas décadas investigando cómo sucede el aprendizaje y por qué es tan sencillo en niños al compararlos con adultos mayores, y resulta que un cerebro joven y saludable posee muchas más células nerviosas capaces de formar nuevas conexiones y adaptar el cerebro a nuevos estímulos de una manera sorprendentemente rápida.

Aunque todo lo anterior puede sonar desmotivador, ya que envejecer es inevitable, los científicos de la Universidad de Harvard no creen que la pérdida de memoria sea algo inevitable; más bien plantean que es posible a través de ciertas actividades como el ejercicio aeróbico y la alimentación saludable formar nuevas conexiones neuronales, aumentar la agilidad mental y reducir los problemas de memoria. 

Si te interesa conocer ejercicios y consejos para mantener una buena memoria te invitamos a seguir leyendo este artículo y aprender muchas cosas nuevas.

15 ejercicios de memoria

Es importante resaltar que existe una memoria implícita y explícita, esta última se basa esencialmente en poder recordar sucesos, definiciones y relaciones cercanas. Mientras que la implícita es más bien la memoria de trabajo, una vez que manejas bicicleta o sabes amarrar tus zapatos lo haces inmediatamente y nunca se olvida. 

El día de hoy nos centraremos en el deterioro cognitivo que ocurre al perder la memoria explícita, esta puede mejorar a través de los siguientes 15 ejercicios de estimulación cognitiva que mencionaremos a continuación: 

1. Realiza cálculos mentales

Aunque pueda parecer un poco tedioso realizar cuentas mentales sin usar la calculadora, procura hacerlas diariamente e involucrar la suma, resta, multiplicación y división. Estas mantienen tu mente ágil y podría servirte en la vida cotidiana. 

Actualmente hay un auge de apps para reforzar la memoria e inteligencia, entre las que te recomendamos «Elevate», está aplicación cuenta con un programa de entrenamiento mental donde se te evaluarán habilidades matemáticas, del habla, de procesamiento y memoria. Es completamente gratis y puedes encontrarla para Android y iOS.

2. Elabora mapas mentales 

Los mapas mentales fueron creados durante la década de los setenta y son considerados como una de las mejores herramientas de aprendizaje. Primero tienes que leer y entender bien el tema a desarrollar, luego debes sintetizar lo más importante del tema a través de dibujos, esta herramienta potencia el pensamiento creativo y mejora la memoria visual a largo plazo. 

3. Interpreta la hora de los relojes

Te recomendamos cambiar los relojes digitales por los de aguja, ya que estos te obligan a pensar más para concluir qué hora es. Recuerda que el cerebro puede compararse con un músculo, mientras más lo ejercites más desarrollado va a estar y cumplirá durante más tiempo su función.

4. Elabora nuevas rutinas

Sorprendentemente la tristeza y depresión pueden influir considerablemente en nuestra salud mental, pareciera que al estar tristes más queremos olvidar nuestros problemas. Es importante no estancarse en estos ciclos y buscar nuevas actividades o lugares a explorar. Escribe un cronograma con cosas nuevas que quieres hacer e inicia con las más fáciles. 

5. Repite en voz alta 

Menciona las cosas que quieres recordar en voz alta, pero para ti mismo, ¿no te ha pasado que al practicar múltiples veces una exposición o seminario terminas diciendolo perfectamente? Gran parte de la información que procesamos es la que nosotros mismos decimos. 

6. Juega ajedrez 

Aunque parece un simple juego, muchas personas lo consideran ya como deporte, esto se debe al entrenamiento de la función cognitiva que tienen todos quienes lo juegan, ya que debes aprender no solo las reglas del juego, sino estrategias para ganar las partidas. 

Si no sabes cómo jugar te recomendamos este video y que practiques con amigos o familiares.

7. Empareja las cartas 

Este es un juego presente en la plataforma de NeuronUP, es un juego clásico de memoria donde debes descubrir la pareja de cada carta que está boca abajo. Durante esta actividad ejercitas la memoria episódica y la atención selectiva. 

8. Trabaja tu mano no dominante 

Aunque pueda sonar difícil de creer, al usar la mano opuesta para actividades tan simples como cepillarnos los dientes, cambiar de canal o escribir puede fortalecer las conexiones neuronales de nuestro cerebro y promover la resolución de problemas, agilidad mental y buena memoria en poco tiempo. Algunos afirman que realizar estas actividades con los ojos cerrados también representa un ejercicio para nuestro cerebro y debería emplearse. 

9. Aprende a tocar un instrumento

Aprender a usar un instrumento musical no es solo saber tocarlo, sino aprender un nuevo lenguaje y desarrollar una mayor coordinación entre la mente y los músculos. Generalmente tarda años y requiere de un aprendizaje intensivo lleno de altos y bajos. Sin embargo, para quienes aprenden a tocar lo encuentran como una actividad apasionante y placentera, estudios recientes sugieren que ciertas actividades de ocio como la música pueden retrasar la demencia y promover la orientación espacial.

10. Esfuérzate en recordar que vestiste ayer

Poder recordar cosas recientes puede ser un gran ejercicio para tu cerebro y puede ayudarte a evaluar si puedes recordar pequeños detalles o no. 

11. Haz crucigramas o sopas de letras

Esta es una de las actividades más clásicas para mejorar la memoria y la agilidad mental, la mayoría de las personas mayores han resuelto alguno antes. Aunque aún se encuentran en revistas y periódicos, también puedes jugar digitalmente en apps como: Crucigramas pasatiempo y Sopa de letras.

12. Juegos de memorización 

En el website Cognifit se encuentran diversos juegos mentales donde debes recordar qué imágenes te acaban de mostrar, una excelente alternativa para personas de todas las edades e ideal para mejorar la memoria episódica. 

13. Prepara nuevos platillos 

Cocinar entra dentro de los pasatiempos que según este estudio pueden prevenir la demencia a corto plazo, adicionalmente ayuda con la memoria manual o de trabajo adquiriendo mayor habilidad con las manos.

14. Dibuja un mapa

Imaginar y dibujar rutas puede ser excelente para la memoria espacial, adicionalmente fortalece un componente esencial de la inteligencia que es la capacidad de formar representaciones geométricas del entorno que nos rodea. 

15. Cuenta anécdotas de tu vida 

Este es el mejor ejercicio para determinar qué tipo de pérdida de memoria se presenta, anterógrada o retrógrada. Si la persona puede contar relatos de su infancia con total cordura, pero se le dificulta procesar nuevos recuerdos, esto se conoce como amnesia anterógrada; en el caso contrario, donde puedes elaborar nuevas memorias, pero no puedes describir eventos de tu pasado se habla de amnesia retrógrada.

5 consejos para fortalecer tu memoria

Los siguientes hábitos pueden ayudarte a mantener una mente ágil y saludable, procura mantenerlos a lo largo del tiempo, ya qu no solo son buenos para tu salud mental, sino también son divertidos

1. Realiza actividad física

Según este estudio de Harvard, el ejercicio físico, especialmente el aeróbico, puede promover una mejor circulación y consumo de oxígeno de nuestros tejidos (incluyendo al cerebro), manteniendo así la salud mental durante la juventud y vejez. Si tienes dudas sobre cómo empezar a entrenar y dónde, con Síclo creemos poder ofrecerte la solución: 

Síclo es una plataforma digital donde nos enfocamos en un entrenamiento de cuerpo completo diferente al spinning tradicional, diseñamos rutinas que incorporan la parte superior del cuerpo. El mood, la música, la atmósfera positiva y los instructores debidamente capacitados, crean una experiencia única y divertida.

Revisa nuestra app o redes sociales donde puedes registrarte para ir a una clase en nuestro estudio o encontrar decenas de clases virtuales en vivo y on demand de indoor cycling, cardio, yoga, boxeo, Kentro, Erre Barre y mucho más. También puedes conseguir productos de ejercicio como mancuernas, zapatos deportivos y nuestro más nuevo producto: la biSí.

2. Abre tu mente a culturas e idiomas

Explorar nuevos países o idiomas no solo es placentero, sino desafiante para el cerebro, este debe procesar y recordar mucha información sobre los espacios, las calles, las nuevas palabras. Parece que los niños expuestos a dos idiomas durante su niñez tienden a ser más inteligentes y capaces que los jóvenes promedio. 

3. Duerme bien 

El sencillo acto de dormir juega un rol indispensable para nuestro bienestar biológico y mental. Mientras dormimos crecemos y nuestro cerebro inicia ciclos reparadores.  Durante el sueño se consolida la memoria, se descarta información y se reordena lo importante. Por eso no olvides dormir por lo menos 7 horas al día.

4. Aliméntate bien

Comer adecuadamente y mantener un peso normal suele ser clave para prevenir cualquier tipo de enfermedad mental, adicionalmente te recomendamos consumir la cantidad correcta de vitaminas y omega 3.    

5. Reduce los pensamientos negativos 

Nueva información presentada en artículos científicos sugiere que la depresión podría predisponer a adquirir demencia senil. Por esto es muy importante buscar ayuda terapéutica ante eventos traumáticos o estresantes. Si te sientes desanimado recuerda que no estás solo, procura tomarte el día libre para hacer cosas que te hagan verdaderamente feliz. 

Definitivamente la salud mental merece la misma atención que la salud física, sin estas dos no se puede alcanzar una buena calidad de vida. Afortunadamente, algunas actividades como la alimentación saludable y cierto tipo de ejercicios físicos pueden mantener ambas. Por parte de Síclo esperamos que te hayan servido estos consejos, mantente atento a nuestro blog para más contenido sobre salud física y mental.

Suscríbete para recibir los próximos artículos
Suscribirme

Conclusiones

Equipo Editorial Síclo

Sigue aprendiendo

Suscríbete para recibir las últimas noticias

Oops! Something went wrong while submitting the form.