Conoce el porcentaje de alcohol en bebidas alcohólicas

A todos nos gusta una bebida de vez en cuando, la pregunta es ¿cuál tiene más o menos alcohol?

Tabla de contenidos

  1. Las bebidas alcohólicas
  1. Fermentados
  2. Generosos o fortificados
  3. Licores
  4. Destilados
  1. Clasificación de las bebidas alcohólicas
  1. Fermentados
  2. Generosos o fortificados
  3. Licores
  4. Destilados

Las bebidas alcohólicas

Las bebidas alcohólicas se consumen principalmente por sus efectos fisiológicos y psicológicos, pero a menudo se consumen en contextos sociales específicos e incluso pueden formar parte de prácticas cotidianas. Debido a los efectos que el alcohol tiene en el cuerpo y en el comportamiento, los gobiernos a menudo regulan su uso.

El gobierno inglés, por ejemplo, probaba la cantidad de contenido de alcohol en un licor empapando un perdigón de pistola e intentando prender fuego al perdigón húmedo. Si se   encendía la pólvora húmeda se decía que el alcohol era un licor de prueba y, por lo tanto, se gravaría más. Este método de prueba tenía un problema: la inflamabilidad del licor dependía de su temperatura. Dado que la temperatura no se mantuvo constante, este método para determinar un espíritu de prueba no fue exacto.

Con esta técnica, Inglaterra hizo que el sistema de pruebas fuera un poco confuso. Cuando la industria del alcohol se afianzó en Estados Unidos, los estadounidenses adoptaron un enfoque diferente del sistema de medición. Sin embargo, la escala de prueba más simple es la que se utilizó en Francia, desarrollada por el científico francés Joseph-Louis Gay-Lussac en 1824. Gay-Lussac tomó el 100% de ABV para igualar 100 de prueba y el 100% de agua por volumen para ser 0 de prueba. ABV es la abreviación de Alcohol by Volume, es decir, la medida estándar para medir la cantidad de alcohol en una bebida. Esto significa que el número de porcentaje de ABV es el mismo que el número de prueba.


Clasificación de las bebidas alcohólicas

Existen diversos tipos de bebidas alcohólicas, ¿cómo se clasifican? Te explicamos todo. 

Podemos clasificarlos por origen o por contenido alcohólico o graduación alcohólica. Pero la clasificación más general de las bebidas alcohólicas es la que se refiere al proceso de elaboración.

Existen 4 tipos de bebidas alcohólicas.


Suscríbete para recibir los próximos artículos
Suscribirme

Bebidas fermentadas

Como indica su nombre, podemos obtener bebidas fermentadas mediante un proceso de fermentación valga la redundancia. El azúcar de la fruta o el grano utilizado en el proceso como uvas, manzanas, trigo, cebada, etc., se convierte en alcohol. Esta reacción química es posible cuando hay una presencia necesaria de levaduras. Las levaduras más comunes en el vino y la cerveza son de la especie Saccharomyces cerevisiae. Además, deben estar presentes las condiciones adecuadas, es decir, la falta de oxígeno.

El proceso de fermentación también varía según la bebida. Durante la elaboración del vino, las levaduras que se encargan de la fermentación son hongos microscópicos. 

El vino, el champán, el cava y la cerveza son las bebidas fermentadas más populares. También existe la sidra, vermut, sato, sake, pulque y tepache, entre otras.


Generosos o fortificados

Las bebidas enriquecidas o los vinos licorosos se han fermentado y se han enriquecido mediante la adición de alcohol de vino. Esto se hace con el fin de aumentar su contenido alcohólico y lograr un equilibrio en su sabor. Así, el alcohol presente en este tipo de bebidas tiene un doble origen: el que surge del proceso natural de fermentación y el que proviene de un proceso de destilación con el objetivo de pasar del 15% inicial al 17% deseado. 

¿Cuáles son las bebidas que encontramos en esta clasificación? Oporto, Jerez, Madeira, Marsala, Manzanilla y banyuls franceses.


Licores

Los licores y cremas son bebidas que se elaboran mezclando frutas, especias aromáticas y azúcares con licores o crema de leche. El proceso puede variar mucho, pero los resultados son similares. De hecho, esta clasificación es la más amplia, ya que la diversidad de licores y cremas es casi tan amplia como la geografía.

Las bebidas más populares suelen ser las elaboradas con frutas y hierbas. Algunas bebidas tienen fines medicinales y el grado de alcohol suele variar, así como la bebida en sí. Con este tipo de bebida, no hay restricciones ni reglas.

Algunos licores se obtienen mediante el proceso de infusión. Se trata de verter agua muy caliente, más o menos a unos 90º sobre la mezcla deseada de hierbas, frutas, especias, frutos secos u otros ingredientes.

Otros licores se obtienen mediante la maceración. Esto significa que el sabor se extrae de las sustancias sólidas a través de un líquido de extracción que, en el caso de los licores, está formado por agua y alcohol. Este proceso se realiza en frío y en particular consiste en cubrir la parte sólida de las frutas o hierbas con la mezcla de agua y alcohol. 

Por último, también puedes hacer licores mezclando los ingredientes. La famosa crema irlandesa Baileys se elabora a partir de la combinación óptima de crema láctea y whisky irlandés. Esta es una fórmula que también siguen otros fabricantes de cremas licorosas aunque aceptémoslo, nada sabe como un Baileys. 


Destilados

Las bebidas destiladas, también mejor conocidas por los expertos en la materia como Eau de vie, se obtienen de la destilación de una bebida previamente fermentada, ya sea fruta, granos, hierbas, o raíces. 

El proceso de destilación de estas bebidas alcohólicas se da llevando el líquido que se quiere destilar al punto de ebullición para separar el alcohol del resto del líquido. Una vez frío, el alcohol vuelve a condensarse y se obtiene una bebida con mayor contenido alcohólico.

Se puede obtener una gama muy amplia de bebidas a partir de esta técnica milenaria. El secreto está en saber añadir los ingredientes adecuados y en las medidas adecuadas, conseguir una bebida con un grado alcohólico  que también sea agradable al paladar. Para lograr esto, normalmente se utilizan almidones y otros condimentos de origen vegetal. 

Conozcamos detalladamente los grados de alcohol que tienen las bebidas que hemos consumido, en su mayoría, todos alguna vez en la vida:

Porcentajes

Fermentados:

  • Vino: se encuentra entre 10 a 15 grados, dependiendo de la marca de la compañía.
  • Champagne: 8.72 grados de alcohol.
  • Cava: 10 grados de alcohol. 
  • Cerveza: se encuentra entre 2,5 grados a 15, dependiendo de la compañía que lo haga.
  • Sidra: entre 2 a 8 grados de alcohol.
  • Vermut: 15 grados de alcohol.
  • Sake: 15 a 20 grados de alcohol.

Generosas

  • Vino generoso: 15.5 a 20 grados de alcohol.
  • Oporto: entre 19 y 22 grados de alcohol.
  • Jerez: 18 grados de alcohol.
  • Madeira: 18 a 20 grados de alcohol.
  • Banyuls francés: 16 a 20 grados de alcohol.

. Licores

  • Licor de fruta: 0 a 0.09 grados de alcohol.
  • Licor de hierbas: desde 15 hasta 40 grados de alcohol.
  • Licor de café: 15 a 25 grados de alcohol.

Destilados:

  • Whisky: entre 40 a 60 grados de alcohol, dependiendo de la compañía que lo haga.
  • Vodka:entre 35 y 40 grados de alcohol.
  • Tequila: 32 a 60 grados de alcohol.
  • Ron: Entre 30 a 70 grados de alcohol.
  • Ginebra: 37.5 a 50 grados de alcohol.
  • Ron: 37.5 a 80 grados de alcohol.
  • Pisco: 33 a 50 grados de alcohol.
  • Brandy: 35 a 60 grados de alcohol.
  • Coñac: 40 grados de alcohol.

Cuando se ingiere una bebida alcohólica, se diluye mediante jugos gástricos en el estómago. Una pequeña porción del alcohol se difunde en el torrente sanguíneo directamente desde la pared del estómago, pero la mayoría pasa a través de la unión pilórica hacia el intestino delgado, donde se absorbe muy rápidamente. Sin embargo, hasta la mitad del alcohol se degrada en el estómago antes de pasar al intestino delgado. En general, un porcentaje más bajo de alcohol se degrada en el estómago de una mujer joven más rápido.

La velocidad a la que se absorbe el alcohol puede verse afectada por varios factores. Por ejemplo, una bebida alcohólica fuerte, cuando se toma con el estómago vacío, puede causar un espasmo del píloro que impedirá el paso al intestino delgado, lo que resultará en una tasa general de absorción más lenta, por eso es que cuando se ingiere alcohol sin haber comido antes, decimos que «se nos sube más rápido». 

La presencia de alimentos en el estómago, especialmente algunos alimentos grasos, también retrasará la absorción. El alcohol naturalmente carbonatado, como el champán o el alcohol que se toma con una bebida carbonatada como el agua con gas, normalmente se absorberá más rápidamente que el alcohol no carbonatado. Otros factores, como el estado emocional del bebedor, también pueden afectar la tasa de absorción. Ojo aquí, es importante estar conscientes del estado emocional en el que estamos al decidir salir a tomar una o algunas copas. Recuerda, el consumo de alcohol es una responsabilidad individual. 


Conclusiones

Equipo Editorial Síclo

Sigue aprendiendo

Suscríbete para recibir las últimas noticias

Oops! Something went wrong while submitting the form.